cooperacion Alemana Giz Logo SICA cenpromype

PYMES de Honduras y Nicaragua aumentan ventas gracias a encadenamientos con gran industria

5 de abril, 2017- Con crecimientos entre un 12 y un 60% en las ventas, 17 Pymes de Honduras y Nicaragua de los sectores de alimentos, papelería, industria médica y otros, finalizaron su proceso de encadenamientos como proveedores de medianas y grandes empresas.

“Este proyecto ha demostrado que se pueden generar impactos positivos en las MIPYMES llegando inclusive a multiplicar por 10 veces sus ingresos con pequeños apoyos. Para la gran empresa este tipo de procesos representa ahorros en costos de algunos productos, eficiencia en las entregas, oportunidad de recepción de bienes y servicios, generando una mejora de la dinámica del sector industrial en el país”, explicó Fernando García, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Industriales de Honduras (ANDI).

El proceso permitió además que las PYMES crearan 27 nuevos empleos fijos y 23 temporales en ambos países, producto de los encadenamientos generados y del crecimiento en la demanda de sus productos y servicios.

Juan Carlos Amador, director ejecutivo de CADIN, destacó que: “gracias  al Programa Facilidad, fue posible el desarrollo de este trabajo con el sector de las pequeñas y medianas empresas, quienes resultaron beneficiadas, mejorando sus niveles de ventas, producción y comercialización de productos y servicios”.

El proyecto de cambio “Facilitación del encadenamiento de MIPYMES con la mediana y gran empresa desarrollándolas como proveedores” buscó promover el desarrollo e innovación empresarial de PYMES industriales con alto potencial de crecimiento y encadenamiento productivo, a través de un servicio institucionalizado en la Asociación Nacional de Industriales en Honduras (ANDI)  y la Cámara de Industrias de Nicaragua (CADIN), con el apoyo del Programa FACILIDAD para el fomento de la economía y el empleo en Centroamérica, de la cooperación alemana para el desarrollo, GIZ; por encargo del Ministerio Federal Alemán de Cooperación y Desarrollo (BMZ).

“Si pudiéramos masificar este tipo de procesos, tendríamos la posibilidad de tener un impacto importante en la sustitución de importaciones, en la generación de servicios en el nivel local y compenetrar aún más la pequeña empresa nacional con la gran empresa”, agregó García.

La iniciativa contribuyó también al fortalecimiento integral de las PYMES por medio de capacitaciones en temas de producción, servicio al cliente, inocuidad alimentaria, gestión de proyectos, estrategia de negocios, entre otros; mediante un esquema estructurado de manera técnica y con el acompañamiento profesional/empresarial que les permitiera encadenarse con otras medianas empresas, principalmente con las grandes empresas industriales socias de la ANDI y CADIN; acceso a ruedas de negocios para interacción con grandes y medianas empresas.

“Se  logró  que estas pequeñas empresas, en conjunto, hayan transado más de medio millón de dólares en un año, algo que es muy beneficioso”, reiteró Amador, director ejecutivo de CADIN.

Según ambas instancias,  ­este proceso les ha permitido brindar servicios a las pequeñas industrias a los que la cámara no tenía acceso, ni viceversa.

Se espera que este año, la ANDI realice alianzas para brindar sostenibilidad al servicio de encadenamientos entre PYMES y la gran industria, así como en la identificación de capital para el desarrollo de proceso de este tipo.

En Nicaragua, CADIN realizará una réplica de este modelo de encadenamientos a partir de este año.

 

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailby feather